Candice-Dare-adicta-al-sexo-anal (12)

Destrozando el culo de Candice Dare

Destrozando el culo de Candice Dare
5 (100%) 1 vote[s]

Candice Dare es una madura culona, amante al sexo anal, ella tiene unas tetas pequeñas, pero lo compensa con un enorme culo y es adicta a que se lo follen.

La madura Candice Dare es adicta al sexo anal

Galerías recomendadas

Esta hermosa puma rubia ama el sexo con negros y ahora tiene un nuevo joven amante negro que satisfaga su adicción al sexo anal, esta rica perra madura lo invita a su lujosa casa cuando el marido no está cerca para que su amante la acompañe a la piscina y la frote.

Candice lo lleva adentro para que se vuelvan traviesos lo calienta un poco más quitándose lentamente su shorts verdes, ella se pone en cuatro y abre sus piernas para que pueda lamerle hasta el fondo de su raja.

Su marido nunca se acuesta con ella, esa es una de las muchas razones por las que se consiguió a este joven negro bien dotado. Ella pellizca sus pezones y él acaricia su enorme trasero y sigue chupando su raja mientras ella agarra las sábanas y jadea para respirar. La forma en que él lame su coño la deja sin aliento.

La muy caliente Candice se pone de rodillas para chupar su polla dura como un riel, mucho mejor que la pequeña polla arrugada de su marido. La puta babea por todo su miembro y su saliva gotea de los lados de sus labios y baja por su barbilla en gruesas cuerdas.

Él empuja su cara contra su entrepierna, follando su boca y clavando su vara en su garganta. Ella escupe en su larga salchicha y lo masturba. Luego la nalgona muy caliente se pone de espaldas, abriendo las piernas y manteniéndolas separadas, agarrando sus tobillos mientras él folla su culo.

“Sí, oh mierda, sí, follame, follame como la puta sucia que soy, follame duro con tu joven polla, como solo tú puedes hacerlo”

Candice está muy caliente y quiere tomar el control, así que se sienta sobre el y comienza a cabalgarlo sin piedad, perforándose cada vez más el culo mientras rebotan sus nalgas con cada movimiento.

Modelo: Candice Dare
Fuente: Jules Jordan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *